Find a Physician
select

Related Links

Library Multimedia Healthy Living Health Centers Your Family En Español Interactive Tools
A-A+ Home | Print | Email | Add This | Adjust text size

Back to pediatric spanish conditions

Fístula traqueoesofágica y atresia esofágica

¿Qué es la fístula traqueoesofágica?

La fístula traqueoesofágica es una conexión anómala en uno o más lugares entre el esófago (el conducto que va desde la garganta hasta el estómago) y la tráquea (el conducto que va desde la garganta hasta la tráquea y los pulmones). Normalmente, el esófago y la tráquea son dos conductos separados que no están conectados.

La fístula traqueoesofágica también se conoce como fístula TE o simplemente TEF.

La fístula TE es un defecto congénito; una anomalía que aparece a medida que el feto se forma en el útero materno.

Cuando un bebé con una fístula TE traga, el líquido puede pasar por la conexión anómala entre el esófago y la tráquea. Cuando esto sucede, el líquido ingresa en los pulmones del bebé. Esto puede causar neumonía y otros problemas.

¿Qué es la atresia esofágica?

La fístula TE a menudo se produce junto con otro defecto congénito conocido como atresia esofágica. El esófago es un conducto que va desde la garganta hasta el estómago. Con la atresia esofágica, el esófago no se forma correctamente mientras el feto está en desarrollo antes del nacimiento, lo que produce dos segmentos; una parte que se conecta con la garganta y la otra parte que se conecta con el estómago. Sin embargo, los dos segmentos no se conectan entre sí.

Debido a que el esófago está dividido en dos segmentos, el líquido que traga el bebé no puede atravesar normalmente el esófago y llegar al estómago. La leche y demás líquidos no pueden digerirse si el esófago no se conecta con el estómago.

Si también hay una fístula TE, el líquido que el bebé ingiere puede atravesar la conexión entre el esófago y la tráquea e ingresar en los pulmones. Esto puede causar neumonía y otros problemas.

¿Cuáles son las causas de la fístula traqueoesofágica y la atresia esofágica?

A medida que el feto crece y se desarrolla en el útero materno antes del nacimiento, los diversos aparatos orgánicos se desarrollan y maduran. La tráquea y el esófago comienzan a desarrollarse como un conducto único. Aproximadamente a las cuatro a ocho semanas posteriores a la concepción, se forma una pared entre el esófago y la tráquea del feto para separarlos en dos conductos distintos. Si esta pared no se forma correctamente, se puede producir una fístula TE o atresia esofágica.

¿Qué bebés desarrollan fístula traqueoesofágica o atresia esofágica?

No se cree que estos dos problemas sean hereditarios. Sin embargo, a menudo se detectan cuando un bebé presenta otros defectos congénitos, como los siguientes:

  • trisomía 13, 18 o 21;

  • otros problemas del tracto digestivo (tales como hernia diafragmática, atresia duodenal o ano imperforado);

  • problemas cardíacos (tales como comunicación interventricular, tetralogía de Fallot o ductus arterioso permeable);

  • problemas renales y del tracto urinario (tales como herradura o enfermedad poliquística de riñón, ausencia renal o hipospadias);

  • problemas musculares o del esqueleto;

  • síndrome de VATERL (que incluye anomalías de las vértebras, anales, cardíacas, fístula TE y de las extremidades.

Hasta la mitad de todos los bebés con fístula TE o atresia esofágica presentan otro defecto congénito.

¿Cuáles son los síntomas de fístula TE o atresia esofágica?

Los síntomas de fístula TE o atresia esofágica generalmente se observan al poco tiempo después del nacimiento. Los siguientes son los síntomas más comunes de la fístula TE o atresia esofágica. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • burbujas espumosas blancas en la boca;

  • tos o atragantamiento al alimentarse;

  • vómitos;

  • color azul en la piel, especialmente cuando el bebé se está alimentando;

  • dificultad para respirar;

  • abdomen tumefacto y redondeado.

Pueden existir otras malformaciones congénitas, como las que se mencionaron en la sección anterior.

Los síntomas de la fístula TE o atresia esofágica pueden asemejarse a los de otros trastornos o problemas médicos. Consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Qué exámenes se realizan habitualmente para diagnosticar el problema?

Además de un examen físico e historia clínica, habitualmente se realizan estudios de diagnóstico por imágenes para evaluar si el bebé tiene fístula TE o atresia esofágica. Se toman radiografías para observar el pecho y el abdomen.

También se puede utilizar una sonda pequeña que se coloca en la boca o nariz y se lleva hasta el esófago. Con la atresia esofágica, la sonda generalmente no puede introducirse mucho en el esófago. La posición de la sonda en el esófago también se puede observar mediante radiografía.

¿Cuál es el tratamiento para la fístula TE o atresia esofágica?

Si su bebé tiene fístula TE o atresia esofágica, deberá someterse a una cirugía para corregir el problema. El tipo de cirugía depende de lo siguiente:

  • el tipo de anomalía;

  • el estado general de salud del bebé y su historia clínica;

  • la opinión del cirujano y de otros proveedores de atención médica a cargo del cuidado del bebé;

  • las expectativas de la evolución de la afección;

  • su opinión o preferencia.

Cuando la fístula TE se repara, la conexión entre el esófago y la tráquea se cierra durante la intervención quirúrgica. La reparación de la atresia esofágica depende de la proximidad de las dos secciones de esófago entre sí. En ocasiones, la atresia esofágica requiere más de una cirugía. El cirujano de su bebé y otros proveedores de atención médica decidirán cuándo es el mejor momento para realizar las cirugías, según el estado de su bebé y el tipo de problema.

¿Mi hijo podría tener problemas en el futuro?

Algunos niños que padecen atresia esofágica tienen problemas a largo plazo.

Ingerir alimentos o líquidos puede resultarles difícil debido a lo siguiente:

  • problemas con el movimiento normal de los alimentos y líquidos por el esófago (peristalsis);

  • cicatrización que puede producirse en el esófago después de la cirugía a medida que las heridas se curan, lo cual puede bloquear parcialmente el paso de los alimentos.

A veces, un esófago estrecho puede ensancharse o dilatarse mediante un procedimiento especial que se lleva a cabo mientras el niño está bajo anestesia general. En otros casos, es posible que se necesite otra cirugía para abrir el esófago de manera que los alimentos puedan pasar correctamente al estómago.

Aproximadamente la mitad de los niños con atresia esofágica reparada tendrán problemas de ERGE, o enfermedad de reflujo gastroesofágico. La ERGE hace que el ácido suba desde el estómago al esófago. Cuando el ácido sube desde el estómago hacia el esófago, se produce una sensación de dolor o ardor conocida como acidez. La ERGE generalmente puede tratarse con medicamentos recetados por un médico.