Find a Physician
select

Related Links

Library Multimedia Healthy Living Health Centers Your Family En Español Interactive Tools
A-A+ Home | Print | Email | Add This | Adjust text size

Back to pediatric spanish conditions

Cardiopatía reumática en niños

¿Qué es una cardiopatía reumática?

La cardiopatía reumática es una condición de daño permanente a las válvulas del corazón. Es causada por fiebre reumática, la cual es una complicación de una infección bacteriana no tratada con estreptococos o "strep". La faringitis estreptocócica o fiebre escarlata puede eventualmente progresar a fiebre reumática si no se trata con antibióticos.

¿Quién está bajo riesgo de desarrollar fiebre reumática?

La fiebre reumática no es común en EE.UU. Ocurre en niños que han tenido infecciones por estreptococos que no fueron tratadas o que fueron tratadas inadecuadamente. Los niños de 5 a 15 años de edad particularmente si tienen infecciones de faringitis estreptocócica están bajo mayor riesgo de desarrollar fiebre reumática.

¿Por qué la fiebre reumática es una preocupación?

La fiebre reumática es una enfermedad inflamatoria que sigue a una infección por estreptococos. Puede afectar muchos tejidos, especialmente el corazón, articulaciones, piel o cerebro. La infección podría causar daños al corazón, particularmente cicatrización de las válvulas del corazón. Esto obliga al corazón a trabajar más fuerte de lo normal para bombear sangre. El daño se podría resolver por sí solo o podría ser permanente, causando eventualmente insuficiencia cardíaca. Las complicaciones relacionadas con el corazón de la fiebre reumática podrían desarrollarse en meses o incluso años después de la infección inicial por estreptococos. 

¿Cuáles son los síntomas de la fiebre reumática?

Los síntomas de la fiebre reumática por lo general comienzan cerca de 1 a 5 semanas después de que su hijo ha sido infectado con la bacteria del estreptococo. Los siguientes son los síntomas más comunes de la fiebre reumática. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Inflamación de las articulaciones. Esto incluye la inflamación, sensibilidad y enrojecimiento de muchas articulaciones. Las articulaciones afectadas por lo general son las articulaciones más grandes en las rodillas y tobillos. La inflamación se "mueve" de una articulación a otra durante varios días.

  • Nódulos pequeños o protuberancias duras y redondas bajo la piel

  • Un cambio en el control muscular y movimientos del niño. Esto por lo general se nota por un cambio en la escritura de su hijo y también puede incluir movimientos de sacudidas inusuales. También podría tener comportamientos inapropiados asociados con esto.

  • Se podría ver un sarpullido rosa con bordes grandes, circulares y redondos en el tronco del cuerpo o brazos y piernas. El sarpullido puede aparecer y desaparecer. A menudo se describe como una apariencia parecida a una serpiente. 

  • Fiebre

  • Pérdida de peso

  • Fatiga

  • Dolor en el pecho o palpitaciones del corazón 

  • Dificultad para respirar 

  • Dolores estomacales

Los síntomas de la fiebre reumática pueden parecerse a otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte con el proveedor de atención médica de su hijo para un diagnóstico.

Tratamiento para la cardiopatía reumática

El tratamiento específico para la cardiopatía reumática será determinado por el proveedor de atención médica de su hijo con base en la edad y síntomas específicos.

La prevención es el mejor tratamiento para la cardiopatía reumática. Los antibióticos pueden tratar la faringitis estreptocócica (una infección bacteriana por estreptococos) y detener el desarrollo de la fiebre reumática aguda. La terapia con antibióticos ha reducido mucho la tasa de incidencia y mortalidad de la fiebre reumática y de cardiopatía reumática.

A los niños que han contraído anteriormente la fiebre reumática a menudo se les dan tratamientos continuos con antibióticos (diariamente o mensualmente) para prevenir ataques futuros de la fiebre reumática y disminuir el riesgo de daños al corazón. Esto puede continuar hasta que el niño tenga al menos 21 años de edad o hasta la edad adulta.

Si se ha desarrollado inflamación del corazón se podrían dar medicamentos para reducir la inflamación. Otros medicamentos podrían ser necesarios para tratar la insuficiencia cardíaca.

Si ocurre un daño significativo en la válvula del corazón, se podría considerar la reparación o reemplazo quirúrgico de la válvula.