Find a Physician
select

Related Links

Library Multimedia Healthy Living Health Centers Your Family En Español Interactive Tools
A-A+ Home | Print | Email | Add This | Adjust text size

Back to pediatric spanish conditions

Quemaduras de segundo grado (quemaduras de espesor parcial)

¿Qué es una quemadura de segundo grado?

Las quemaduras de segundo grado (también conocidas como quemaduras de espesor parcial) involucran la epidermis y parte de la capa de la dermis de la piel. El sitio de la quemadura se ve rojo, con ampollas y puede estar inflamado y ser doloroso.

Anatomía de la piel
Haga clic en la imagen para agrandarla

¿Qué causa una quemadura de segundo grado?

En la mayoría de los casos, las quemaduras de segundo grado de espesor parcial son causadas por lo siguiente:

  • Lesiones por escaldadura

  • Llamas

  • La piel entra en contacto brevemente con un objeto caliente

  • Quemadura de sol

  • Productos químicos

  • Electricidad

¿Cuáles son los síntomas de una quemadura de segundo grado?

Los siguientes son las señales y síntomas más comunes de una quemadura de segundo grado de espesor parcial. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Ampollas

  • Enrojecimiento profundo

  • El área quemada puede parecer húmeda y brillante

  • Piel que es dolorosa al tacto

  • La quemadura puede ser blanca o decolorada en un patrón irregular

Los síntomas de una quemadura de segundo grado pueden parecerse a otras condiciones o problemas médicos. Consulte con el médico de su hijo para un diagnóstico.

Tratamiento para quemaduras de segundo grado de espesor parcial

Las quemaduras superficiales de segundo grado generalmente sanan en cerca de tres semanas, siempre que la herida se mantenga limpia y protegida. Las quemaduras profundas de segundo grado pueden tomar más de tres semanas para curar. El tratamiento específico de una quemadura de segundo grado será determinado por el médico de su hijo con base en:

  • La edad, salud global e historial médico de su hijo

  • Extensión de la quemadura

  • Lugar de la quemadura

  • Causa de la quemadura

  • La tolerancia de su hijo a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Su opinión o preferencia

Una quemadura de segundo grado que no cubre más del 10 por ciento de la superficie de la piel generalmente puede ser tratada en un entorno de paciente ambulatorio. El tratamiento depende de la severidad de la quemadura y puede incluir lo siguiente:

  • Ungüentos antibióticos

  • Cambios de vendaje una o dos veces al día dependiendo de la severidad de la quemadura

  • Limpieza diaria de la herida para retirar la piel muerta o el ungüento

  • Posiblemente antibióticos sistemáticos

La limpieza de la herida y los cambios del vendaje pueden ser dolorosos. En estos casos, puede ser necesario dar un analgésico (calmante del dolor). Además, no se debe romper ninguna ampolla que se haya formado.