Find a Physician
select

Related Links

Library Multimedia Healthy Living Health Centers Your Family En Español Interactive Tools
A-A+ Home | Print | Email | Add This | Adjust text size

Back to pediatric spanish conditions

Vulvitis en adolescentes

¿Qué es la vulvitis?

La vulvitis es simplemente una inflamación de la vulva, los pliegues blandos de piel que rodean a la vagina. Esto no es una afección, sino un síntoma que puede ser consecuencia de múltiples enfermedades, infecciones, lesiones, alergias y otros irritantes. El diagnóstico y el tratamiento de esta afección pueden resultar frustrantes dado que con frecuencia es difícil determinar la causa específica de la irritación.

¿Qué causa la vulvitis?

La vulvitis puede deberse a uno o más de los siguientes factores:

  • Papel higiénico perfumado o de color

  • Jabón o espuma para baño perfumados

  • Champúes o acondicionadores

  • Detergentes para la ropa (en especial las fórmulas para "lavado en frío" activadas por enzimas)

  • Desodorantes, spray y talcos vaginales

  • Espermicidas

  • Duchas vaginales

  • El agua caliente de la bañera y de la piscina

  • Las prendas íntimas sintéticas sin interior de algodón

  • El roce contra el asiento de la bicicleta

  • El uso de un traje de baño mojado durante mucho tiempo

  • Andar a caballo

  • Infecciones, como ladillas (pediculosis) o ácaros (sarna) 

¿Quiénes corren el riesgo de contraer vulvitis?

Cualquier mujer con determinadas alergias, sensibilidades, infecciones o enfermedades puede desarrollar vulvitis. Las niñas que aún no han llegado a la pubertad y las mujeres posmenopáusicas en ocasiones desarrollan vulvitis, posiblemente debido a niveles inadecuados de estrógeno.

¿Cuáles son los síntomas de la vulvitis?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la vulvitis. Sin embargo, cada adolescente puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas de la vulvitis pueden incluir:

  • Enrojecimiento e hinchazón de los labios y otras partes de la vulva

  • Comezón insoportable

  • Ampollas transparentes, llenas de líquido (presentes cuando la vulva está especialmente irritada)

  • Parches blanquecinos, escamosos, dolorosos y engrosamiento de la piel (más comunes en la vulvitis crónica) de la vulva

Los síntomas de la vulvitis pueden parecerse a los de otras afecciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de la adolescente para que le dé un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la vulvitis?

Además de la historia clínica y un examen físico y pélvico completo, los procedimientos para diagnosticar la vulvitis pueden incluir:

  • Análisis de sangre

  • Análisis de orina

  • Análisis para enfermedades de transmisión sexual (STD, en inglés)

Tratamiento para la vulvitis

El médico de su hija determinará el tratamiento específico para la vulvitis basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia clínica

  • La seriedad de los síntomas

  • La causa de la afección

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas respecto de la evolución del trastorno

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir:

  • Medidas de autoayuda (como el hecho de evitar los irritantes externos que se saben pueden causar la vulvitis)

  • Baños de asiento con compuestos calmantes (para ayudar a controlar la comezón)

  • Cremas con hidrocortisona